8 marzo, 2016

MG TF 2008 vs 2005

(Traducción y ampliación del artículo original de Keith Adams y Clive Goldthorp)

Se han comparado uno de los últimos TF135 de 2005 frente al nuevo MG TF LE500 para ver cual ha sido el progreso genuino en los últimos tres años.

El Editor de Noticias de AROnline, Clive Goldthorp, se llevó su MG TF135 a Longbridge para comparar y poder responder a esa pregunta:

¿una copia china o sencillamente un original mejorado?

Busca las diferencias: realmente, hay muy pocas que puedas ver.

Hay una gran cantidad de comentarios relativos al Mazda MX5 cuando se habla del del nuevo MG TF LE500. Comentarios como “ah, el nuevo TF tiene que batir al Mazda”. Mazda es una gran marca contra la que ir, incluso ahora que no es la más grande ni la mejor y que su modelo (que volverá a cambiar de cara pronto) tiene un aspecto anticuado. No estamos seguros, de todos modos, de que el objetivo del nuevo TF sea ese: batir al MX5. Por mucho que Gary Hagen, de MAC MG UK, nos diga, los entusiastas de MG sabemos que el TF es una propuesta bien distinta a la del exitoso japones.

Es por lo que pensamos que sería mas relevante comparar el TF LE500 con uno de los últimos TF que salieron de la línea de producción en 2005 para ver si NAC en Longbridge es capaz de producir un coche mejor que el que MG Rover fabricaba. Nuestro TF135 de 2005 pertenece a Clive Goldthorp, un vehículo con 7000 millas en su odómetro y que prácticamente está en las mismas condiciones que cuando salió de la línea de producción hace algo más de tres años.

Sacado al mercado en 2002, la conversión a suspensión tradicional del MG F de 2005 fue un buen modelo para MG Rover. Con unas ventas razonablementes buenas durante los años de la dirección de Phoenix, el TF se colocó a sí mismo en la cima de la popularidad de los roadsters biplazas combinando buena apariencia, precio comedido y la marca del octógono, asegurando que los compradores confiarían en el producto de Longbrigde. Estaba lejos de ser perfecto, pero las ligeras modificaciones de 2005 hicieron bastante por curar al modelo de sus defectos. Si ves un TF tardío con ventanilla trasera de vidrio, tambien puedes esperar que tenga una suspensión mas competente.

Lo primero que me impresiona sobre el nuevo coche es la inmensa mejora en la calidad de fabricación: abres la puerta, subes y la puerta cierra con un “clunk” muy distinto del “clang” del TF de MG Rover. Es algo muy nimio pero, en términos de percepción, supone una gran diferencia.

No hay duda para cualquiera que frecuenta AROnline que, en algún momento, ha estado buscando un TF. Hay algo en ellos que es difícil de resistir: tentadoramente baratos y la opción británica del saber hacer.

Y quisimos ver si el nuevo TF tenía el mismo “factor x” que el antíguo. ¿Y quien mejor que Clive para comparar ambos modelos? “lo primero que me impresionó del nuevo coche es la mejora de la calidad de fabricación y el montaje”. Hay una sensación de homogeneidad en la manera en que todas las piezas encajan juntas en el TF de NAC aunque todo parece igual. NAC MG UK se las ha apañado de alguna manera para hacer que todo parezca mejor ensamblado.

Hemos descrito en la prueba de conducción como se comporta el nuevo TF, pero Clive continúa encontrando mejoras de calidad entre líneas: “El TF LE500 parece más rígido y tiene aún menos “grillos” que mi TF135″. Cierto también: aunque nuestro coche tiene solo menos de 4000 millas más que el de prueba, existe una distintiva sensación de solidez respecto al antiguo TF. Lo mucho que se ha reducido el ruido interior se debe tal vez al mejor montaje o la suspensión mejor equilibrada, pero es pronto para debatirlo. De todos modos, según Clive: “El fino ajuste que se ha hecho a la suspensión del LE500 para instalar las llantas de 16 pulgadas parece que ha mejorado el confort de marcha.”

Clive añade: “El embrague parece más duro, pero en cambio, este LE500 de prueba ha hecho muy pocos menos kilómetros respecto a mi TF. La unidad de A/A compromete un poco el espacio para las piernas, pero por mi altura tengo unas piernas algo mas largas que la media. De todos modos, dado el alto nivel de equipamiento, son problemas muy menores.”

Externamente, la pintura del nuevo coche y los niveles de calidad en general parecen haber mejorado extraordinariamente aunque, según el Jefe de Comunicación Corporativa de NAC MG, Eleonor De La Haye nos dijo: “Un elevado estandar de montaje es algo en lo que siempre hemos estado trabajando y que, ciertamente, nos tomamos muy en serio.”

Dejaremos las palabras finales a Clive: “El TF LE500 es, hablando en grosso modo, un mejor y más resistente producto que mi TF fabricado por MG ROver, inspira mas confianza tanto conduciendo como para el futuro de la marca.”